SOLUCIONES DE MANTENIMIENTO Y LÁGRIMA ARTIFICIALES

 

 

 

SOLUCIONES DE MANTENIMIENTO

 

¿Qué son las soluciones de mantenimiento?

Las soluciones de mantenimiento son tan importantes como las propias lentes de contacto. Con ellas limpiamos, desinfectamos y conservamos las lentillas, con el propósito de conseguir que día a día nos sean cómodas y seguras.

En la actualidad existen productos LIMPIADORES, SOLUCIONES ÚNICAS Y PERÓXIDOS, como productos de limpieza básicos usados en contactología.

El éxito en el uso de lentes de contacto, depende de una adecuada selección, tanto de la lentilla como de la solución de mantenimiento.

 

¿Sirve cualquier solución de mantenimiento?

Es cierto que la función de las soluciones de mantenimiento de lentes de contacto (las llamadas SOLUCIONES UNICAS) es la misma: limpiar, desinfectar y conservar.

No obstante, la solución de mantenimiento puede estar compuesta de productos distintos, también siendo diferentes los distintos materiales, la lágrima del usuario y las condiciones de uso.

Todo ello puede condicionar el adecuado resultado que la solución de mantenimiento nos proporcione, pudiendo, en algunos casos, ser la causa de la incomodidad o problemas de uso de las lentillas.

En las revisiones contactológicas, se evalúan todos estos aspectos, para así conseguir la adecuada interacción entre la solución de mantenimiento y la lente de contacto, con el fin de alterar lo menos posible la superficie corneal y anexos del ojo.

 

 

 

 

LÁGRIMAS ARTIFICIALES Y LENTILLAS, UNA RELACIÓN OBLIGADA

 

 

Las lágrimas artificiales y lentillas están condenadas a entenderse: son una asociación frecuente por las ventajas que aportan las primeras frente a las molestias del uso de las segundas.

 

El uso de ambas es bastante habitual para mantener una buena hidratación de los ojos.  Aunque las lentillas actuales son muy cómodas es inevitable en algunas épocas necesitar lágrimas artificiales para lubricar bien el ojo. Sin embargo, no todas las lágrimas artificiales se pueden utilizar con lentillas. Lo ideal es que no lleven conservantes ni productos que puedan interferir con las lentillas.

Las lágrimas artificiales deben utilizarse antes, durante y después de ponerse las lentillas. La dosis esa demanda, si se notan molestias con las lentillas no hay problema de usar en ese momento las lágrimas artificiales

Incluso puede ser beneficioso echar una gota de lágrima artificial en la lentilla antes de ponérsela. Esto no excluye seguir utilizando los productos de limpies específicos de la lentilla.